Follow by Email

domingo, 30 de abril de 2017

I needed you so badly...


Here I am. Back in your streets. Breathing you. Feeling, again, that you are my "heaven on earth," my unconditional guardian angel always ready to welcome me with a warm hug. I had forgotten how well you feel.

I had forgotten the feeling of freedom of jumping in the car with a good playlist, my hands firm on the steering wheel, and singing at the top of my lungs on my way to you. I had forgotten how much happiness can fit in 450 kilometers when you are the final destination.

I had forgotten the urge of my index fingertip yearning for the shutter of my camera around every corner, as if my brain, overwhelmed with your beauty and aware that we will soon hit the road again, wanted to somehow preserve you and take you back home with us.

This visit was a little more difficult than usual...but you never disappoint me. You always cheer me up. You are always there for me.

My dear Donosti. I'm sorry it's taken me so long to come back this time. But here I am, back in your streets. Back in your arms. Breathing you. Embracing everything you always give me... writing, also after too long a while without doing it. That's how much good you do to me. And for that, I thank you.

Always yours...

lunes, 12 de diciembre de 2016

Lo que es eterno... Gracias, Daniel Rovalher


Madrid 11 de diciembre de 2016

"Lo que es eterno"

El arte, cuando nos toca el corazón... es eterno. Es eterna esa obra de teatro que viste hace años pero siempre recuerdas, es eterna esa canción que te eriza la piel, es eterna esa película que te hace soñar...una y otra vez.

Lo que es eterno... 

Tus versos al traste son eternos, tu corazón de plastilina es eterno... tu talento y tu música son eternos. 

El concierto de esta noche en el Teatro Real Carlos III de Aranjuez, en tu casa, es sin duda eterno para todos los que hemos tenido la suerte de estar allí.

Porque cuando un artista llega al corazón de quien recibe su arte, en este caso de quien escucha tu voz, de quien saborea la deliciosa sensibilidad de tus letras, de quien se deja llevar por el ágil baile de tus dedos en la guitarra... entonces logra esa eternidad de la que tú hablabas hoy.

Para una servidora ya eras eterno con tus insuperables e inseparables Ron Lalá pero desde hoy junto a vuestro "Time al tiempo", vuestro "En un lugar del  Quijote", tu gitanilla de la "Cervantina"... colgará siempre en mi "Hall of Fame  para la eternidad" una instantánea de esta noche mágica en Aranjuez. 

Y no digo mágica por adornar. Todo ha sido especial, como tocado por una magia casi de ficción. Desde llegar a un Aranjuez escondido en una niebla fría y espesa, pasando por la emoción y el cariño que  inundaban el patio de butacas,  hasta ese tango evocando a mi Buenos Aires querido que sonaba maravilloso en tu garganta... pura magia, Daniel Rovalher.

Gracias, gracias, gracias.

lunes, 26 de enero de 2015

La Cuentoterapia: un tesoro para el corazón

"Los cuentos de hadas son bien ciertos. 
No porque nos digan que los dragones existen, 
sino porque nos dicen que podemos vencerlos." 
.- Tolkien


Este fin de semana, he encontrado un tesoro.

En realidad un cofre lleno de tesoros. Cada uno con su brillo, con su música, con su luz, con su voz... 14 tesoros únicos: Pilocha, Raquel, Inma, Reyes, Mari Carmen, Mariola, Pepa, Fidel, Virginia, Angelina, Olga, Yasmina, Charo y Mariano.   

Este fin de semana he pasado semanas en el mundo de la Fantasía. ¿Semanas enteras en un solo fin de semana? Sí, en el mundo de la Fantasía "se vale". Y el tiempo se para, y un cuento te atrapa, y otro te enseña, y otro te intriga, y otro te conmueve, y todos... te cambian.

Este fin de semana algo ha cambiado en mí para siempre. He descubierto el mundo de la Cuentoterapia, he escuchado maravillosos "Cuentos Maravillosos" que no escuchaba desde niña y he sido consciente de cuánto esconde un cuento, de lo lejos que puede llevarnos un cuento... y de cómo no puedo dejar que Alaia se pierda todo eso. Quiero contarle cuentos, siempre.

Este fin de semana "he aprendido que la cabeza no oye nada hasta que el corazón escucha, y que lo que el corazón sabe hoy la cabeza lo comprenderá mañana" (James Stephens), he conocido al ratón Mariano, a Enrique el Férreo, a Bernardo, a Don Tronchante... Yo misma me he convertido en princesa, he aplastado un sapo y he guardado mi bolita de oro a buen recaudo, bajo mi ventana favorita, donde todas las mañanas me recordará que en mi cuento yo soy la heroína, que puedo vencer a todos los dragones que se me pongan por delante y que, quién sabe, quizá de alguno de ellos hasta me pueda hacer amiga ;-)

Gracias, Mariano, por descubrirme el mundo de la Cuentoterapia.

martes, 18 de diciembre de 2012

Mi primer microrrelato




"Me desperezo y ya está despierta. Hoy empiezo a trabajar tras mi regreso. Un viaje intenso en el que conocí a mi nueva compañera de piso. Ivy es especial. Tras compartir apenas unas semanas en su escuela en Michigan, se vino conmigo a Madrid. Aquí todo es nuevo para ella y hoy, cuando me acompaña a la oficina, me descubre un Madrid totalmente nuevo para mí también. En el metro siento que nos miran. No me sorprende; Ivy llama la atención. Es preciosa. La perra guía más bonita del mundo, dice mi madre. Yo no puedo verla, pero también lo creo."


----
Hace unas semanas envié este microrrelato al concurso "Entre Líneas" de Metro de Madrid y La Escuela de Escritores.

No quedé finalista y por lo tanto no gané el curso que podría haber hecho en la Escuela... pero para ser mi primer intento en un concurso así, yo me siento igualmente orgullosa del resultado, así que al menos os lo comparto aquí a quienes lo leáis ;-)

Y se lo dedico muy especialmente a todos y cada uno de los usuarios de perros guía a los que he acompañado a Michigan a por sus perros. A Luisa, de quien he tomado prestado el nombre de su perra guía. A Sheryl, en la foto. Y a todos los demás porque cada uno de esos viajes ha sido un viaje de aprendizaje y de crecimiento como persona.

lunes, 11 de junio de 2012

Leader Dogs - Día 15

Día 15 - 10 de junio de 2012

Una semana más que toca a su fin. Otra vez domingo. Increíble. Siempre que vengo tengo la misma sensación. La primera semana pasa muy lenta, pero pasada esa frontera del principio el tiempo empieza a volar, cada vez más deprisa.Y, si bien es cierto que vamos acumulando días lejos de casa y todo el mundo empieza a echar de menos y a pasar momentos puntuales de una nostalgia que te llega a hacer querer irte corriendo al aeropuerto, también es cierto que el grupo va creando su propia burbuja aquí... nuevas amistades en ocasiones (con cada grupo varía el tipo de convivencia que se genera, eso es cierto), conversaciones que nos ayudan a conocernos mejor poco a poco, y muchas experiencias compartidas a lo largo de tan poco tiempo... También empieza uno a sentirse empachado de comida yankee. No quiero decir "comida basura" porque el personal de la cocina de LeaderDogs es cierto que cocina muy bien, pero... a la americana. Y uno termina empachado de tanta salsa rancho, tanto frito y... sí, hasta del sirope de arce me puedo llegar a cansar en un mes. Nunca lo habría dicho.

Y además, en mi caso, en esta ocasión, por primera vez en todas las que he venido, además de mi familia y amigos me espera a mi vuelta alguien más a quien, debo admitir, creo enormemente responsable de que mis ganas de volver sean mayores.

Pero es domingo, día de relax y descanso. Descanso de los chicos para las prácticas, porque yo al final, termino por no descansar nunca. Aunque eso ha cambiado un poco y me han dicho que ahora hay un día en que un voluntario que habla español va a las prácticas con los chico y yo tengo un "día libre". ¡Eso sí que es una novedad! En parte agradeceré el descanso, pero se me va a hacer raro no pasar el día entero con los chicos. Así que hoy, domingo, estará bien aprovechar para hacer algo juntos que no sea practicar haciendo rutas...

Veamos, en primer lugar fui con Juan, Ramón y Óscar a la tienda de deportes "across the street", como decimos aquí (del otro lado de la calle), pero que de calle tiene poco: ¡¡¡una carretera de 4 carriles!!! Querían comprar algunos regalitos y ver si había algo interesante. Hacía un día buenísimo, así que ha sido un paseo agradable y por el camino nos hemos echado unas buenas risas. No pensaríais que Juan iba a descansar de sus chistes por ser domingo... ;-)

Siempre que vengo y cruzo a estas tiendas de enfrente, con los chicos o yo sola, a comprar alguna cosa...  recuerdo mis primeras incursiones en esta zona, con mi primer grupo de estudiantes aquí en Leader Dogs, allá por el año 2005. ¡Madre mía, me parece que fue hace siglos! Y no hace tanto... tengo fresca la referencia porque el otro día hablé con una de las chicas y me decía precisamente que el perro, Thunder, cumpliría 9 años este verano y que hacía 7 que vinimos. Aunque tiempo es, es cierto.... Paradójicamente, los recuerdo a todos como si fuera ayer: Leo, Javi (que cumplió aquí sus 18 años), Marisa, MªCarmen, Antolín y Conchi.  Y recuerdo, decía, cuando con ellos coincidió que había una especie de feria en esos días en el terreno que hay frente a estas tiendas. Cuando dije que me iba con ellos (creo que todos menos uno se puntaron) un domingo para allá, las chicas de la residencia me miraban como si estuviera loca. Pero lo pasamos tan bien...! Sigue siendo uno de mis recuerdos tesoro de estos viajes. Montamos en atracciones, nos mareamos, gritamos... No os lo creeréis pero... ¡hasta tiramos al blanco! Recuerdo que había un chiringuito en el que un señor intentaba averiguar tu peso, lo apuntaba en un papel, luego te subías a una báscula de esas antiguas y si había acertado te llevabas un premio o algo así... Todavía tengo en casa la flor de peluche que me regalaron todos ese día, y la foto del momento en que Javi me la daba, y la foto en la que estoy subida en la báscula... Foto que tendré que buscar ahora a mi vuelta para comprobar si esta vez las tortitas me han sentado mejor o peor que entonces...

¡Cuántos recuerdos se acumulan ya en Rochester en la historia de mi vida! Y siempre guardaré un recuerdo especial de aquella primera vez. De cuánto me enseñaron cada uno de ellos... gran parte de lo importante y miles pequeños detalles que quiero creer que aún a día de hoy, me ayudan a hacerlo un poco mejor cada vez que vengo. Ahora ya cojo el avión con algo en la caja de herramientas, pero con ellos... venía a ciegas. Digamos que fueron ellos más lazarillos míos que yo para ellos. Y me quitaron una de tantas vendas que nuestro propio mundo nos pone en los ojos, impidiéndonos ver lo que otros ven. Me descubrieron todo un mundo que desconocía. Dice Lincoln que "Al final, lo que cuenta no son los años en tu vida, sino la vida en tus años". Aquel mes de 2005 vale su cifra en oro en la línea del tiempo de mi vida.

¡Cuántos recuerdos!¡Y cuánta gente increíble que cada vez me demuestra lo verdaderamente importante! Con pequeños detalles, con acciones, con miradas, con gestos....Un claro ejemplo: los criadores de los cachorros, como os contaba el otro día. Los de Caspian parece ser que no pudieron venir, pero querían venir hoy a conocer a Óscar, así que después de comer, a la hora convenida, nos sentamos a esperarles tomando un café. Enseguida nos avisaron de que ya habían llegado. ¡Qué grata sorpresa ver aparecer por la puerta a toda una familia al completo: padre, madre y dos hijos. Eran encantadores y pasaron una hora con nosotros contándonos anécdotas de la infancia del pequeño Caspian, compartiendo risas... Le trajeron a Óscar de regalo sus galletas favoritas y un álbum precioso con fotos de cuando era cachorro. Nos contaron muchas cosas y también le preguntaron a Óscar aquello por lo que sentían curiosidad... pero ya que ayer os conté el porqué del nombre de Kasey, hoy me quedo con una anécdota sobre el nombre de Caspian.

Los dos hijos (niño y niña) parece ser que son muy aficionados a la lectura y seguidores de la saga de Narnia. Así que, nuestro joven amigo, como sospechábamos, debe su nombre al Príncipe Caspian. Sus criadores lo eligieron por ser un personaje aventurero y valiente. Ahora están seguros de que Caspian estará a la altura en su nuevo puesto de trabajo. Siempre les pareció un perro demasiado inteligente como para que hubiera sido feliz siendo simplemente una mascota. Pero es cierto que sus primeros dueños manejaron otro nombre en un principio junto con el del valeroso príncipe: Legolass, por el personaje de El Señor de los Anillos. Sin embargo nos contaron que lo descartaron porque en inglés, al decir Legolass muy rápido podía confundirse con "Legless" y un perro sin piernas no sería el mejor perro guía, ¿no?

¡Ah sí! Y en la intimidad le llamaban "The Tongue", por su afición a chupar pies, orejas y lo que se le pusiera por delante en forma de humano cariñoso. Es curioso que ya nosotros en el grupo en alguna ocasión le hubiéramos llamado "El lengua". Creo que, si echáis un vistazo a la foto de familia que hicimos, no hace falta aclarar mucho más.


domingo, 10 de junio de 2012

Leader Dogs - Día 14

Día 14 - 9 de junio de 2012

Otra vez es sábado y cumplimos las dos semanas del inicio de nuestra aventura. Ya hemos pasado el ecuador y ni nos hemos enterado! La primera semana se hace más lenta, pero superado el primer domingo, es increíble lo deprisa que pasa siempre todo!

Hoy por la mañana hemos hecho por primera vez lo que se llama "Country Travel" y que en las lecciones teóricas que escuchan los chicos llaman "Trabajo en el campo". Os imagináis que las bromas han sido inmediatas y ya andaban preguntando si nos iban a llevar a vendimiar.

Se trata básicamente de la técnica que deben emplear para moverse por entornos sin acera, ya sea por caminos de tierra en el campo o en cualquier urbanización o entorno sin acera. Aquí en EEUU es muy común, ya que sólo hay aceras en las zonas urbanas, pero en la mayoría de las zonas residenciales no. Tiene bastante sentido aunque nunca me había parado a razonarlo. Son zonas en las que se mueven para todo en coche, las distancias son tan enormes... Por lo que no hay aceras, sólo las entradas a casas y garajes, y cesped.

La zona a la que hemos ido era especialmente bonita. Con muchísimos árboles y unos casoplones importantes, todos con su banderita de EEUU, los buzones a pie de calle con su indicador de correo, y los jardines abiertos por delante, muy cuidados. En estas fotos os podéis hacer a la idea del entorno.

Por la tarde también tocaba ajetreo hoy. Era la "Pizza Party". Antes lo hacían después de cenar. Pero ahora ya sustituye a la cena y ha perdido un poco ese ambiente de fiestecilla que se generaba. Se queda en una cena más, sólo que el menú es pizza... Pero bueno, nos ha sabido igual de rica. Nada como una buena pizza Pepperoni americana para coger fuerzas para rematar la jornada.

Y el fin de la jornada venía fuerte... Hoy es el día en que venían los criadores. Las personas o familias que criaron a los perros de cachorros, entre los 2 meses y el año aproximadamente. El día que el departamento de cachorros nos informó de cómo trabajan y de cómo procederíamos esta noche, nos comunicaron que sólo iban a venir los criadores de Ernie. Nos dio pena, porque es un momento muy especial y a mí nunca me había ocurrido que vinieran sólo unos... Afortunadamente, ya más cerca de la fecha nos avisaron de que venían los de Kasey. Y los de Caspian no podían venir hoy, pero van a venir mañana. Genial!

A las seis y media nos avisaron de que ya estaban aquí los criadores de Kasey y, emocionados y nerviosos, Ramón y yo nos acercamos al hall de entrada de la residencia. Allí nos esperaban la criadora de Kasey y una amiga suya que le había ayudado mucho a criarla. Con los nervios, ahora resulta que ni Ramón ni yo nos acordamos del nombre, sólo del de la amiga: Sheryl. Pero fue un momento precioso, como lo es siempre esa noche.

En el primer momento Kasey no parecía reconocerla y se asustaba si le acercaban la mano, incluso reculando... Le llevó unos minutos reaccionar, pero luego ya cuando nos sentamos todos juntos en la sala a charlar, cambió su actitud y les chupaba las manos y jugaba con ellas, especialmente con la amiga se puso como loca. Se la subía encima a dos patas (como la cabra montesa que yo digo que es para chinchar a Ramón. Él la llama su "princesa" y lo de la cabra montesa ya se ha convertido en otra de las bromas internas del grupo) ... Parece ser que Kasey jugaba mucho con Sheryl y con su perro de pequeña y se ponía siempre como loca de juguetona con ellos.

Nos contaron mil anécdotas de la infancia de Kasey y un par de veces nos hicieron saltar las lágrimas. A estas alturas, ya debería saber que la noche de los "Puppy Raisres" debería llevar un pañuelo en el bolsillo, pero no aprendo. Quiero compartir con vosotros la historia de por qué Kasey se llama Kasey. Me pareció preciosa y me recordó un poco a la película "Cadena de Favores". El hijo de la criadora de Kasey tenía un amigo de la infancia que se llamaba Kasey. Era un chico estupendo y crecieron juntos, compartiendo siempre todo. Hacían deporte juntos, jugaban juntos... Crecieron y Kasey se dedicó a la enseñanza. Era un maestro estupendo y una persona maravillosa. Pero murió, trágicamente, a los 30 años. En su funeral, sus padres les habían pedido a todos los presentes que, en memoria de su hijo, para honrar su memoria, cada uno de ellos hicieran algo para ayudar a otra persona. Y ahora Kasey está con Ramón, ayudándole. Desde luego, se me ocurren pocas ayudas más maravillosas que darle ojos a un ciego, ¿no? Un milagro que esta mujer ha hecho realidad desprendiéndose de un cachorro al que ha cuidado y al que le ha dado todo durante un año. Con cada historia en esta noche tan especial, cada vez que vengo, me reafirmo en mi deseo de criar un cachorro para la ONCE alguna vez en mi vida. Sólo presenciando lo que se vive aquí puede uno darse cuenta de cuánto implica para tantísimas personas que este milagro llegue a hacerse realidad con cada grupo que pasa por Leader Dogs. Es maravilloso. Y en estos tiempos en que uno se desespera viendo cómo parece que los valores están en crisis, que el mundo pierde el rumbo... reconforta ver que siempre habrá gente maravillosa, dispuesta a dar lo mejor de sí mismo por los demás, por ayudar a otros.

Afortunadamente, en el momento de despedirnos de ellas, Kasey nos ayudó a quitar hierro al asunto haciéndonos reír a todos. Le habían traído unas galletitas y su juguete preferido de cuando era pequeña. Y lo trajeron en una bolsa. Cuando Ramón cogió todo y tirábamos hacia la puerta para marcharnos, la muy espabilada metía el hocico en la bolsa para agarrar su juguete! Qué personajilla! Hasta que no lo sacó no paró ;-)


Leader Dogs - Día 13

Día 13 - 8 de junio de 2012

Hoy hemos vuelto al cole como quien dice. Las prácticas de la mañana las hemos hecho en la Universidad de Oakland. Es un campus enorme! A mí me recuerda mucho a cuando estudiaba aquí, porque los campus son como auténticas ciudades. Con su cafetería, sus "dorms" (residencias de estudiantes), su biblioteca, su tienda, su librería... Y eso que mi querido Washigton College era mucho más pequeño que ésta.

Hacía un día precioso, así que lo hemos pasado bien. Muchas escaleras, mucho salir y entrar de edificios, muchos pasillos... muchas puertas de todo tipo, con "around" y sin. Una vez más, para los que no estáis familiarizados con ésto: Cuando al pasar una puerta el perro quedaría entre la puerta y el usuario, antes de atravesarla, el usuario debe cambiarse al perro de lado (diciéndole "around") para proteger al perro y que no haya peligro de que la puerta le dé. Es curioso cómo al principio, cuando los estudiantes todavía no lo tienen automatizado y alguna vez se les olvida, es el perro el que ya lo tiene tan interiorizado que lo hace automáticamente aunque no se lo digan en cuanto detecta de qué lado se abre la puerta.

La universidad estaba preciosa. Siempre la he visto en invierno y una fuente muy bonita que hay siempre estaba vacía. Es la primera vez que la veo con agua! Y en los jardines había unas hamacas que tampoco había visto antes. Madre mía! Alguien se imagina unas hamacas en el jardín de una universidad española (eso las que lo tienen). Habría cola para tumbarse y las pellas se multiplicarían hasta el infinito ;-)

Por la tarde fuimos a Royal Oak. De momento, el entorno más similar a lo que podría ser cualquier ciudad de las nuestras en España. El resto de sitios son mucho más rurales... más espaciosos, más tranquilos... A los estudiantes españoles les resultan siempre casi como pueblos fantasmas. Con coches que se paran en los stops religiosamene... vamos, otro mundo.

En Royal Oak hacemos una ruta en la que cruzamos por un paso a nivel, para que los estudiantes aprendan cómo cruzar unas vías de tren si lo necesitan. También una novedad al ser verano: las hemos tenido que cruzar ligeritos porque se ponen muy calientes las vías y se quemaban las patitas los pobres perros... De hecho, es el día que más calor ha hecho desde que llegamos. Lo que sí es cierto es que había mucho ambientillo en la ciudad. Al ser verano y por la tarde se veía a mucha gente en las terrazas, caminando por la calle, etc... Aunque no ha habido suerte con el tren. Les decía a los chicos de camino que alguna vez he visto pasar por ess vías los trenes más largos que he visto en mi vida. Juan me pedía una foto de lqa locomotora para sus niños. Pero sólo ha pasado uno, y no era de mercancías esta vez, sino de pasajeros, así que era un tren corriente y moliente. Y... no me ha dado tiempo a sacar la cámara. En resumen, nos ha encantado la ruta de hoy ;-)

Mañana más :-)